viernes, 26 de agosto de 2011

Érase una clasificación de conductores.



No es lo mismo saber conducir que saber circular. Conducir sabe todo aquel que tenga carnet de conducir; te pones el cinturón, le das a la llave de contacto, pisas suavemente el acelerador a la vez que sueltas el embrague, y el coche sale solo. Eso es conducir. Circular es convivir con el resto de vehículos que habitan por nuestras carreteras.
No seré yo el que de forma machista comente que los hombres conducen mejor que las mujeres, que podría decirlo y además con innumerables ejemplos, pero también  conozco a más de una mujer que daría una lección de conducción a más de uno… Pero lo interesante hoy sería comentar la “fauna” de conductores que circulan por nuestras carreteras; aunque podríamos hablar de decenas de categorías, estas serían mis preferidas:
-Negritos; circulan con unos coches que tienen 20 años, principalmente modelos de Seat Ibiza de primera generación y acostumbran a ir 3 personas en el coche. Circulan bien, por lo general a la velocidad permitida, pero al llegar a las intersecciones o a lugares con indicaciones el idioma les crea algún problema.
 -Musiqueros; también conocidos como “Quillos” o “Garrulos”. Son exclusivamente del género masculino. Se caracterizan por llevar la ventanilla bajada y la música a todo trapo dentro del coche.  Muy habituales en lugares como Mollé, Santaco, Cornellà, Hospitalet, algunos barrios de Sabadell…Son los que cuando se compran el coche el del concesionario les dice que les regala el climatizador y ellos contestan: “Prefiero que ese dinero me lo inviertas en equipo de música, que ya iré con las ventanillas bajadas”.No confundir que los Tuning, que son otra especie diferente, pero primos de éstos. Su misión en la vida es circular con las ventanillas bajadas para que todos podamos escuchar su música, que puede ser del tipo House, Máquina, Bacalao, electrónica o los más auténticos, con música de Los Chichos…”Dame veneno que quiero morir, dame veneno…” ¿Dame veneno? Dame un cuchillo para cortarme las venas!!!!
-Señoras cuarentonas-cincuentonas; son señoras acostumbran a ir con un coche mucho mayor que el tuyo, de alta gama,  ya sea un todoterreno o una berlina. Suelen viajar solas, y es el típico ejemplo de matrimonio resabiado en el que el marido pasa muchas horas fuera de casa (trabajando o no) y ha comprado a su mujer un coche para que se desplace de casa al supermercado y a la peluquería. El hecho de llevar un coche más caro que el de la media de los mortales le produce una sensación de poder que transmite en las intersecciones y en los lugares en los que aparca.
-Los del carril de en medio: Dícese de aquel grupo de conductores que circula por la autopista o autovía exclusivamente por el carril central, dejando el carril de la derecha para los vehículos que ellos consideran lentos. Si va a 100 km/h por el carril del centro y yo voy a 120km/h por el carril de la derecha (como es mi obligación), ¿quién de los dos es el lento?. Su misión es llegar desde origen a destino sin moverse de ese carril, por mucho que le adelanten por la derecha y le hagan señales con el claxon. Son mis preferidos, viven en su mundo.
-Los del brazo fuera: Conductores exclusivamente del género masculino que se compraron el coche sin aire acondicionado y que para paliar los calores veraniegos bajan la ventanilla y sacan el brazo izquierdo. Ello les da una pose de chulería que los hace visibles a cientos de metros de distancia. Su velocidad no es excesiva, motivada por la antigüedad del coche y la fuerza que hace el viento frente a esa ventanilla abierta.
-El primo hermano de Fernando Alonso: típico muchacho que se acaba de sacar el carnet de conducir, que apenas tiene 20 años y que se ha comprado un coche de segunda mano tuneado al que le ha cambiado el tubo de escape para hacer más ruido. Lleva el coche revolucionado y aprovecha cualquier metro en la carretera para adelantarte.
-Jubiletas; tienen la misma forma de actuación que las calificadas como “Señoras cuarentonas-cincuentonas”; les encanta ir por el carril de en medio de la autopista y son los típicos que giran sin poner el intermitente y hacen cambios de dirección sin tener en cuenta la presencia de los coches de su alrededor. Tremendamente peligrosos.
 -Las del monovolumen; es un género exclusivamente femenino. Mujer de entre 25 y 45 años, con el coche cargado de niños, que van a todo trapo pasando de un carril a otro indicándolo o no con el intermitente, que tienes que ir más pendiente tú de ella que ella de ti por su peligrosidad. Tienen la gran facultad de conducir, regañar a los dos niños del asiento trasero porque se están peleando, escuchando Cadena 100, hablando por el teléfono móvil y pensando en lo que van a hacer de cena esta noche. Su nivel de peligrosidad es muy alto. Si se da la circunstancia de que hay un copiloto en el coche y es también mujer el peligro se multiplica por dos. Y si encima están hablando del tipo “¿Sabes lo que me han contado de Carmen?”…entonces es mejor alejarse de ese vehículo…es una bomba de relojería!!!!
 -Novatos; se caracterizan por la L en el parabrisas trasero y por su velocidad constante, continua y regular. En las rotondas son los que se esperan a que pasen todos y entran a ellas cuando no hay ningún coche en 1 kilómetro a la redonda. Acostumbran a llevar una fila de 4 coches detrás. Si es un chico con gafitas o una chica rubita que apenas llega a los pedales y tiene que acercar mucho el asiento, entonces ya es de Matrícula de honor!
Y seguro que hay muchísimas más categorías de “vehículos especiales”, pero estas son seguramente las más representativas. Si no te sientes identificado con ninguna de ellas, tranquilo, pronto encontraré una categoría en la que poder clasificarte…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada